datos personales prestamo rapido

Tratamiento de los datos personales al solicitar un préstamo rápido

La privacidad y los datos personales adquieren una especial relevancia a la hora de realizar cualquier gestión. Conscientes del valor de ellos, un solicitante de financiación desea saber siempre cuál es el tratamiento de sus datos personales al solicitar un préstamo rápido. Pero ya te adelantamos que las empresas que operan en España se ajustan plenamente a la legalidad. Por tanto, no debes sentirte cohibido a la hora de pedir tu préstamo rápido.

Los datos personales en los préstamos rápidos

Obviamente, solicitar un préstamo rápido implica que tenemos que proporcionar una información a la empresa prestamista. En ella siempre notificamos nuestro DNI, así como un número de teléfono, un número de cuenta bancaria y aportamos, si es preciso, justificante de ingresos o una nómina. Son los requisitos mínimos necesarios para que nuestra solicitud sea concedida.

Pero desgraciadamente han ocurrido algunas malas prácticas referidas al tratamiento de datos personales. O bien se han cedido sin autorización expresa a otro tipo de comercializadoras; o se ha proporcionado información personal a empresas de recobros de deudas. En estos casos, la legislación siempre se pone de parte del consumidor. La Ley General de Protección de Datos (LOPD) es muy severa en este sentido.

¿Qué deben cumplir las empresas de préstamo rápidos?

Pues todas las exigencias de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). Igualmente, han de acogerse al Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, conocido como el Reglamento de desarrollo de la LOPD. Las empresas de préstamos rápidos han de cumplir además con el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo. Además, la del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas (RGPD). Para finalizar, se hace cumplimiento de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE o LSSI).

Todo ello con hacer que los datos personales de los clientes estén siempre protegidos, y sean el valor más importante que manejan. Y no solo eso, la empresa de préstamos rápidos ha de acogerse a los siguientes principios:

  • El principio de licitud, lealtad y transparencia.
  • Principio de minimización de datos.
  • El principio de limitación del plazo de conservación.
  • Principio de integridad y confidencialidad.

Afortunadamente, el tratamiento de los datos personales queda respaldado por un ámbito legal bastante estricto. Por eso, no has de temer en absoluto a la hora de saber cómo se manejan este tipo de datos personales. Es obvio decir que siempre tienes el derecho de acceso, modificación o cancelación de los mismos previa solicitud con la empresa prestamista. Es algo además que debes de tener muy claro y que quede reflejado en tu contrato de préstamo.

Y así es como tus datos personales en un préstamo rápido quedan garantizados. Aunque la necesidad de obtener el dinero siempre sea importante, nunca dejes de lado la lectura de la conocida como «letra pequeña «. Se proporciona una información que puede ser muy útil en diversos casos y que te ayudarán reclamar tus derechos como consumidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.