prestamo rapido o un prestamo personal

¿Pedir un préstamo rápido o un préstamo personal?

Afortunadamente, solicitar dinero a una entidad financiera es algo muy cotidiano. Cada día se suscriben multitud de contratos de préstamo que permiten a las personas desarrollar sus proyectos o incluso salir de cierto tipo de apuros económicos. En diversas ocasiones conviene tener muy claro la diferencia entre pedir un préstamo rápido o un préstamo personal. Si bien ambos tienen como objetivo facilitar la liquidez, existen alguna serie de diferencias que conviene tener muy claras.

Diferencias entre un préstamo rápido y préstamo personal

los préstamos personales generalmente son concedidos por entidades bancarias, mientras que los préstamos rápidos sean concedidos por entidades financieras o crediticias. El préstamo personal tiene por otro lado un tipo de interés más bajo que el préstamo rápido. Finalmente, en el préstamo personal podemos alargar el periodo de devolución, mientras que en el préstamo rápido este suele ser más corto.

Pero quizá la diferencia más clara es que mientras un préstamo rápido se solicita telefónicamente o de manera online, los préstamos personales de las entidades bancarias suelen requerir de la presencia física del interesado. Además, se debe aportar algún tipo de documentación que se nos requiera. La aprobación de un préstamo personal puede presentar mayores trabas, ya que las entidades bancarias no conceden ningún tipo de financiación a los usuarios que aparezcan en los ficheros de morosos. Es una condición indispensable para que exista financiación por parte del banco.

¿Préstamo rápido o un préstamo personal?

El usuario es quien debe valorar si elegir uno u otro, pero cabe decir que los préstamos rápidos son unos productos muy interesantes y con muchas ventajas para conseguir liquidez de manera inmediata. Estos son los factores fundamentales:

  • No tienes que emplear tiempo en desplazarte a una oficina, dar explicaciones y esperar la resolución a tu solicitud.
  • Tienes una respuesta prácticamente inmediata, y en la mayoría de los casos el dinero se transfiere en muy poco tiempo. Puede llegar a ser cuestión de minutos.
  • Tenemos la idea de que los préstamos rápidos ofrecen cantidades muy pequeñas. Esto es cierto, ya que hay algunas que ofrecen préstamos desde 50 €. Sin embargo, las empresas de préstamos rápidos facilitan también cantidades muy generosas, llegando normalmente a un tope de 50.000 €.
  • Por norma general, el plazo de devolución de un préstamo rápido suele ser más corto que el de un préstamo personal, hay préstamos de muy pequeña cuantía que se devuelven incluso a los 30 días.
  • Quizás el punto más favorable con respecto a los préstamos rápidos es que gran parte de los prestamistas no tienen en cuenta que el solicitante aparezca en un fichero de morosos. Aparecer en este tipo de listados siempre es un inconveniente, y salir de ellos es posible, pero requiere tiempo. ¿Qué hacer si necesitamos liquidez y nos encontramos en un fichero de morosos? Pedir un préstamo rápido es la solución a este problema, aunque no olvides que salir del fichero debe ser una prioridad.

Por tanto, la diferencia entre pedir un préstamo rápido o un préstamo personal vendrá determinada por nuestras necesidades. Si queremos obtener el dinero de manera inmediata, sin esperas y sin tener que pasar por la oficina bancaria, no cabe duda que el préstamo rápido es la solución que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.