listas de morosos

Las listas de morosos y los préstamos rápidos

A la hora de obtener financiación, aparecer en alguna de las listas de morosos es siempre un inconveniente. En este tipo de listas o ficheros quedan registradas las personas con deudas impagadas, ya sean derivadas de préstamos bancarios, hipotecarios o al consumo. Una deuda no resuelta es ya motivo suficiente para que tu nombre aparezca en alguna de ellas. ¿Puedo pedir un préstamo rápido estando en una lista de morosos?

Las listas de morosos, ¿qué son?

Es el lugar en el cual quedan registrados tus datos y el importe de la deuda que tienes sin abonar. La más conocida es ASNEF, y en ella quedan registradas personas y empresas sin un importe de deuda mínimo. Es decir, puedes aparecer por deber solo unos céntimos. O por haber dejado de pagar esa última letra de tu teléfono móvil por alguna disconformidad con la operadora. Pero recuerda, siempre hay consecuencias para ti.

Siempre son un inconveniente severo, la razón es que una entidad bancaria y financiera siempre consultan ASNEF antes de concederte un préstamo. Igualmente pasa con algunas entidades financieras, por lo que si deseas adquirir un producto a plazos y rezas como moroso, tu objetivo no se podrá cumplir. Pero, ¿y si necesitas dinero sí o sí? ¿Qué puedes hacer?

Morosos y préstamos rápidos

Aparecer en una lista de morosos puede no ser un inconveniente si deseas pedir un préstamo rápido. Las entidades que los proporcionan no son entidades bancarias, que tienen la obligación de consultar estas listas, sino que para ellas no es un requisito indispensable. Por tanto, muchas de las empresas de préstamos rápidos que operan en España te proporcionarán financiación, aunque aparezcas en un registro de morosos.

En todo caso, lo mejor para evitar problemas es tratar de salir de las listas como sea. Para ello, deberás abonar la deuda pendiente y así comunicarlo a ASNEF para que te elimine de esos ficheros. Puedes también, una vez saldada la deuda con la entidad que te prestó el dinero o que te facilitó financiación para ese producto, solicitarles que hagan el trámite por ti antes ASNEF. Asegurarse nunca está de más.

De ASNEF también se sale sin necesidad de hacer nada, pasados 6 años desde que fuiste incluido. Serás eliminado de sus registros de forma automática y tu expediente quedará limpio. Eso sí, olvídate de obtener financiación en un banco tradicional o de comprar a plazos durante ese periodo. Si te decantas por esta opción, infórmate de las empresas de préstamos rápidos que sí te facilitan dinero a pesar de estar en ASNEF.

¿Qué necesitas para pedir tu préstamo rápido?

Muy poco, solo has de tener a mano tu teléfono, tu DNI en vigor y actualizado y un número de cuenta bancaria español para que puedas obtener dinero de manera rápida. Las listas de morosos no son un problema para muchas empresas de préstamos rápidos, por lo que si estas en alguna de ellas podrás seguir disfrutando de financiación. En todo caso, sanear la economía y tratar de desaparecer de ellas es siempre una forma de vivir más tranquilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.