amortizar prestamo

Cómo amortizar tu préstamo en 3 pasos

Cuando tenemos financiación pendiente nuestro primer deseo es acabar con ella. Está claro que los préstamos nos ayudan a tener una economía más holgada, pero siempre es interesante poder liberarse de ellos en cuanto sea posible. Si tienes alguna deuda pendiente y deseas liquidarla, sigue estos 3 pasos para poder amortizar tu préstamo de la manera más rápida y cómoda posible. ¡Son muy sencillos de poner en práctica!

Amortiza tu préstamo en solo 3 pasos

Fíjate un objetivo

Si tienes solamente un préstamo será mucho más fácil amortizarlo. Pero en la actualidad, lo más habitual es tener más de una deuda por abonar. La mejor manera de amortizar un préstamo rápidamente es centrarse en uno, no tratar de ir acabando con todos a la vez. De esta manera, se acelera el tiempo y todo transcurre mucho más rápido. Quizás lo más recomendable sea siempre abordar el préstamo de menor importe en primer lugar. Una vez que acabes con él, te habrás animado y podrás ir a por el siguiente. Recuerda el refrán «quien mucho abarca, poco aprieta«. Ya lo sabes, el primer objetivo es reducir tu nivel de deuda.

Establece un plan de ahorro

Ahorrar dinero te permitirá destinar parte de el a reducir su deuda y amortizar tu préstamo de forma rápida. Hay una gran cantidad de trucos con los que poder reservar parte de tus ingresos y destinarlos a recuperar tu economía. Solo tienes que analizar tus gastos y verás que puedes meter la tijera en multitud de ellos. Desde dar de baja una suscripción a una revista que no lees, a tomarte el café en casa en vez del bar. Todo va sumando, piensa que ese esfuerzo lo estás destinando a poder vivir bastante mejor que ahora. Toma papel y lápiz, tu economía seguramente te permitirá bastante margen de ahorro.

Recuerda que establecer un plan de ahorro no tiene por qué significar vivir en peores condiciones ni privarse de mucho, simplemente tener muy claro hacia dónde quieres caminar.

Aprovecha los momentos de mayor liquidez

A todos nos pasa en alguna ocasión, nos encontramos con algún ingreso extraordinario que puede ayudar a nuestra economía. Desde el cobro de la paga extra, la devolución de Hacienda o el pago de los atrasos en el trabajo, siempre hay algo que nos sorprende y no esperábamos. La tentación de volver a gastar ese dinero siempre es alta, pero antes piensa en amortizar tu préstamo pendiente. Probablemente podrás amortizarla en gran parte o en es su totalidad si destinas ese dinero con el que no contabas a tu préstamo.

Tu economía siempre en buen estado

Con estos 3 sencillos pasos podrás amortizar tu préstamo a un ritmo mucho mayor que el actual. Siempre es importante saber que los préstamos son de muchísima utilidad, pero que no conviene endeudarse si no te hace falta. En todo caso, recuerda que la buena variedad de préstamos rápidos a tu disposición te permitirá salir de un apuro o cumplir el deseo con el que andabas soñando. Además, cuando se amortiza un préstamo de manera anticipada estás ahorrando dinero, porque evitas el pago de los intereses restantes. ¿No crees que merece la pena intentarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.