comisiones uso tarjetas

Las comisiones por el uso de tarjetas de crédito en cajeros ajenos

Esta situación te puede haber ocurrido multitud de veces. Te encuentras en una ciudad que no conoces y has de retirar efectivo con urgencia, pero no encuentras un cajero automático de tu entidad bancaria. Has de recurrir al primero que veas y pagar la comisión correspondiente. Abonar este tipo de comisiones es algo que tratamos de evitar, pero que no siempre es posible. En este artículo vas a descubrir cómo son las comisiones por el uso de tarjetas en cajeros ajenos.

¿Qué normativa regula las comisiones?

En España es el Real Decreto-Ley 11/2015 quien regula la aplicación de estas comisiones. Como medida más destacada, este decreto dictamina que la comisión no ha de cobrarse al usuario; sino a la entidad emisora de la tarjeta, que es quien decide si cobra o no esa comisión. Y en caso de hacerlo, si lo hace de manera total o parcial. Por tanto, esta normativa ya no penaliza si sacamos dinero de una red de cajeros que no es la nuestra. Podemos ser clientes de cualquier entidad bancaria, y acudir a otra, que quizás el coste de esa comisión no exista o sea reducido. Esta es una de las razones por la cual algunos bancos ofrecen un número de retiradas gratuitas al mes.

Existe un modelo de comisión que aplican algunos bancos por la retirada de dinero de una red de cajeros que no es la suya. Es la de cobrar una cantidad si sacamos del cajero un importe. Si el dinero que retiramos del cajero es mayor a una cantidad, generalmente suelen ser 100 €, esta comisión no se aplica. Conviene tenerlo en cuenta si nos vemos en la tesitura de tener que retirar dinero de ese cajero, ya que podemos evitar la comisión si retiramos esa cantidad. El coste de esta comisión puede llegar a ser incluso de dos euros, y la entidad ha de informar previamente en la pantalla del cajero automático. Tenemos entonces la posibilidad de anular la operación o de continuar adelante.

¿Cómo evitar el pago de comisiones en cajeros ajenos?

Existen varias maneras de hacerlo, toma nota porque siempre puedes ahorrarte una buena cantidad. Recuerda que muchos pagos hacen al final del año un importe bastante generoso.

  • Nuestra mejor arma es la previsión, trata de que esta situación no te pille desprevenido y ten siempre algo de dinero efectivo en tu cartera.
  • Aplica siempre el uso de tarjeta bancaria para los pagos, tras el paso de la pandemia su uso se ha terminado de generalizar en España. Ahora es posible realizar compras en prácticamente cualquier tienda y sin importe mínimo. Pagando con tu tarjeta evitas las comisiones de retirada de efectivo.
  • Si te encuentras en la situación en la que sí o sí has de hacer una retirada y se te va aplicar una comisión, infórmate previamente si sacando una cantidad elevada la comisión no se aplica. Puede ser una buena medida sacar bastante dinero para evitar visitas más frecuentes a ese cajero automático, algo que suele suceder en viajes al extranjero.
  • Haz uso de la aplicación móvil de tu entidad bancaria. Estas apps suelen tener un buscador de cajeros automáticos que te permitirá sacar dinero sin coste.

Aunque el coste de las comisiones por el uso de tarjetas en cajeros ajenos ya no es tan desproporcionado como antes, es posible evitar su cobro si cuentas con el factor de la anticipación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.