comisiones estudio

¿Tienen comisiones de estudio los préstamos rápidos?

A la hora de plantearnos la contratación de un préstamo, siempre nos asaltan dudas. Desconocemos en principio datos como el tipo de interés, la TAE o el TIN, términos financieros que, a veces, cuesta un poco entender. Pero uno de los gastos más típicos es el de las comisiones de estudio, que siempre suele anunciarse previamente a la contratación. Ahora bien, ¿hay comisiones de estudio en un préstamo rápido? Hemos preparado este artículo para que sepas de qué se trata y si realmente se aplican en los préstamos rápidos.

¿Qué son las comisiones de estudio?

Se trata de una cantidad de dinero que el banco o la entidad financiera cobra al cliente cuando solicita financiación. Tiene como objetivo analizar el perfil del cliente y comprobar cuál es su perfil financiero y su solvencia. Esta comisión no tiene un coste fijo, y si se cobra, se incluye prorrateada en la cuota del préstamo. Pero la tendencia actual es que las entidades bancarias ya no cobren esta comisión, por lo que se prevé su desaparición a corto plazo. Se trata de una noticia positiva y que puede animar al consumo de estos productos.

¿Existen comisiones de estudio en los préstamos rápidos?

Ahora bien, los préstamos rápido son diferentes y es por una razón muy simple. Los otorgan entidades financieras y al tratarse de un producto que tiene un plazo de ejecución rápido, lo habitual es que no exista esta comisión de estudio. Según las entidades prestamistas que hemos consultado, ninguna de ellas aplica actualmente esta comisión de estudio en el préstamo. Gracias a que no exista esta comisión, nos estamos beneficiando de conseguir un préstamo radio de forma más económica.

Es decir, su coste es 0 €, y solo deberás abonar el importe del préstamo más sus intereses asociados. En un préstamo rápido, el tipo de interés es variable y siempre está sujeto a un máximo que determina el Banco de España, según legislación publicada en el BOE. En los préstamos rápidos, los intereses son más elevados que en un préstamo personal, pero cuentan con la ventaja de ser productos destinados a ser abonados en muy poco tiempo. Con ello, podrás liquidar tu préstamo rápidamente.

Otra ventaja de los préstamos rápidos

No solo ya no existen comisiones de estudio en los préstamos rápidos, sino que en algunas ocasiones tienen sorpresas agradables. En determinadas temporadas, las entidades prestamistas ofrecen productos con un interese más bajo del habitual. Y a veces nos sorprenden con préstamos a coste cero, gracias a los cuales la oportunidad de financiarse a un menor precio es una gran ventaja.

Ahora que ya sabes qué es la comisión de estudio y por qué los préstamos rápidos carecen de ella, es una buena oportunidad de animarse a solicitar uno. Siempre hay un deseo que cumplir o un electrodoméstico que arreglar. Por eso, estudia las mejores posibilidades que existen para que puedas solicitar lo que necesitas. Tan sencillo como tener a mano tu teléfono, tu DNI y tu número de cuenta bancaria. En muy poco tiempo ya tienes el dinero en tu cuenta, ¡y sin comisión de estudio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.