cantidad prestamo rapido

¿Hasta qué cantidad puedo pedir en un préstamo rápido?

Tenemos la idea preconcebida que los préstamos rápidos son aquellos que proporcionan una cantidad pequeña de dinero. Esto no termina de ser del todo cierto. Aunque es posible conseguir cantidades desde 50 euros para un pequeño apuro, la cantidad para un préstamo rápido puede llegar a ser alta. Quizás bastante más de lo que piensas. Pasemos a conocer cuál es la cantidad máxima que un préstamo rápido nos proporciona.

El mito de los préstamos rápidos

Surgidos como respuestas inmediatas a algunas necesidades, los préstamos rápidos ofertaba en un principio cantidades pequeñas que se devolvían en poco tiempo, cuestión de días. Si tenías que arreglar el coche y tu cuenta bancaria no te lo permitía, pedías tu préstamo rápido. Que los zapatos de tus hijos no daban más de sí, una llamada y solucionado. Pero el mercado financiero se ha ido adaptando a las necesidades de un tipo de personas más diverso. Ahora «rápido» no tiene por qué ser sinónimo de «poca cantidad.»

Como se muestra en el comparador de préstamos de la web Préstamos Ideales, existen posibilidades de financiación diversas y que alcanzan los 50.000 euros. Y no solo eso, hay una financiera que ofrece préstamos a empresas y a particulares hasta un máximo de 1 millón de euros. Parece increíble que todo esto sea posible de manera exclusiva online y sin tener que presentarse en ninguna oficina.

Obviamente, aquellos préstamos rápidos de cantidades pequeñas, desde los iniciales de 50 euros hasta los que llegan a 1.000, tienen un plazo de devolución corto. Hablamos de unos 30 días para retornarlo. Pero suele ser suficiente para poder salir de ese apuro y devolverlo no es un problema añadido. Es más, gracias a tener un buen historial crediticio como cliente, podemos ir mejorando las condiciones en préstamos posteriores.

Los préstamos de una cantidad elevada

En este tipo de financiación es obvio que los requisitos se endurezcan. Algunos no admiten el registro en un fichero de morosos o solicitan un aval para que la solicitud se conceda. Pero hay que reconocer que son siempre una alternativa más a las entidades financieras. Con una cantidad de 50.000 euros a devolver hasta en 60 meses podemos tener cubiertas nuestras necesidades y disponer de unos plazos cómodos.

Buena prueba de la salud de los préstamos rápidos reside precisamente en un dato; el haber sabido adaptarse a las necesidades reales de los usuarios y abrir el abanico de la financiación cantidades mayores. No son, por tanto, un producto destinado exclusivamente a cubrir la inmediatez, sino que ahora poseen una proyección mucho mayor.

Así que, comparar préstamos de cantidades elevadas gracias a una empresa de préstamos rápidos es posible. Y gracias a ello, estamos consiguiendo una oferta mayor a la tradicional de los bancos, con las ventajas añadidas que conocemos: tramitación online, mejores requisitos de acceso, cancelación anticipada o la no necesidad de avalar en muchos casos. ¿Cuál es la cantidad que necesitas para tu préstamo rápido? Hacerlo posible es tan sencillo como tener a mano tu cuenta bancaria, tu teléfono móvil y tu DNI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.