ayudas autonomos

Estas son las ayudas con las que cuentan los autónomos

Ser emprendedor es un ejercicio de valentía, ganas y de muchas ilusiones. Poner en marcha un negocio o ser un profesional que preste servicios online es una actividad que se ha ido reforzando. Afortunadamente, ser autónomo ya no es tan duro como hace algunos años. Aunque la situación haya mejorado bastantes, que los autónomos cuenten con ayudas siempre es una ventaja. Ahora bien, ¿sabes cuáles son? ¿Deseas emplearte por tu cuenta y temes hacerlo sin red? En este artículo vamos a mostrarte todo lo que necesitas saber sobre la tarea de ser emprendedor, así como las diferentes ayudas que hay.

¿Qué es un autónomo?

Podemos definirlo con una palabra, un loco. Bueno, bromas aparte, ser autónomo es una forma de empleo en la cual la persona que desarrolla la actividad es a la vez la empleadora. Por tanto, ha de encargarse de elaborar facturas, realizar los pagos a la Seguridad Social, presentar los impuestos trimestrales, declarar el IVA… Mientras que el empleado por cuenta ajena no ha de hacer nada de esto, solo trabajar y cobrar a final de mes, el autónomo tiene una tarea más compleja.

En España, y según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, hay 3.200.000 autónomos. Se trata de una cifra muy alta y que da una muestra del interese creciente por el autoempleo en nuestro país. Por tanto, los autónomos son casi el 18% de los empleados en España. Si bien es ampliamente mayoritaria la opción de estar empleado por cuenta ajena, los autónomos van cada vez siendo más.

Para darse de alta como autónomo en nuestro país, lo más sensato es contar siempre con la ayuda de un asesor. Este se encarga de gestionar la inscripción, preparar la documentación y hacerlo todo muy sencillo. Siempre puedes prescindir de sus servicios, pero el gasto de tiempo no compensa en absoluto. Las tarifas de estos profesionales es variable, pero siempre es conveniente consultar a varios antes de elegir el que más te convenga.

ayudas autonomos 1

Ser autónomo, ¿una profesión de riesgo?

Sobre estos profesionales hay una gran cantidad de mitos, pero bien es cierto que los autónomo nunca lo han tenido fácil. Para comenzar, deben abonar cada mes la cuota de la Seguridad Social, cuyo mínimo en España es de casi 300 euros mensuales. A esto deben sumar los pagos trimestrales, los gastos profesionales, el pago de la mutua. Por si fuera poco, estar a merced de impagos por partes de clientes. En el supuesto de tener un local comercial, los gastos asociados, como alquiler, seguros o pagos a proveedores.

Pero el autoempleo, tal y como hemos podido ver, es cada vez una de las opciones favoritas de quienes buscan alternativas al mercado de trabajo tradicional. Es más, hay personas que compatibilizan ambas actividades, la de un empleo por cuenta ajena y la de autónomo, algo perfectamente compatible según la legislación española.

Aunque siempre existe el miedo lógico. Ser autónomo siempre supone lanzarse a una aventura que puede tener un futuro incierto; pero quien no lo intenta no conocerá las limites del éxito o del fracaso. Así que hay que saber con qué tipo de ayudas podemos contar antes de comenzar nuestra andadura como autoempleadores.

ayudas autonomos 2

Ayudas para autónomos, ¿existen?

Sí, los autoempleadores españoles cuentan con diversas ayudas para el desempeño de su actividad. La más famosa es la conocida como tarifa plana de autónomos, que comenzó en el año 2013. Se trata de un incentivo para aquellas personas que desean autoemplearse y nunca han estado dadas de alta en el registro de trabajadores por cuenta propia.

Esta modalidad ha animado a gran cantidad de personas a registrarse como autónomos, y así tenerlo más fácil durante sus primeros años de actividad. En esta modalidad, el autónomo pagará solamente 60 € mensuales de cuota a la Seguridad Social, pasando posteriormente a pagar en el segundo año una cantidad variable. Los seis primeros meses de ese segundo año pagará aproximadamente 140 €, bonificación del 50%. Finalmente, se pasa a los seis restantes a pagar unos 180 €, bonificación del 30%, y ya en el tercer año de actividad se pagará la cuota completa, cuyo mínimo es de 289 € mensuales.

Esta tarifa plana es una manera de incentivar el autoempleo, porque no es lo mismo afrontar un primer pago de casi 300 € mensuales sin saber si nuestra actividad va a terminar siendo provechosa. Las ayudas para autónomos no acaban aquí.

Créditos ICO

Una ayuda para autónomos muy conocida es la financiación ICO. Esta establece condiciones ventajosas al solicitar un préstamo para el desarrollo de su actividad. También atiende a las necesidades de financiación de estos trabajadores, en condiciones más ventajosas que un préstamo bancario tradicional.

Ayudas a la conciliación

Igualmente, la modificación de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo, posibilitó ayudas a la conciliación vinculada a la contratación. Unas bonificaciones del cien por cien durante un años en algunos supuestos. estos, tal y como se recoge en la web del SEPE, sin los siguientes:

  • Cuidado de menores de 12 años a su cargo.
  • Tener a cargo un familiar, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive, en situación de dependencia, debidamente acreditada.
  • Por tener a su cargo un familiar, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive, con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por ciento o una discapacidad física o sensorial con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 65 por ciento, cuando dicha discapacidad esté debidamente acreditada, siempre que dicho familiar no desempeñe una actividad retribuida.

También las Comunidades Autónomas

La especial configuración en comunidades de nuestro país también permite que los autónomos puedan recibir ayudas para el desarrollo de su actividad dependiendo del lugar en el que la desarrollen. Por esa razón siempre es interesante contar con la supervisión de un asesor. Estos profesionales están siempre al tanto de cualquier tipo de ayuda o incentivo para los autónomos.

Estos incentivos siempre variables, pero cada comunidad autónoma tiene lo suyo. Afortunadamente, las 17 comunidades ofrecen a los autónomos diferentes propuestas que alivien su pesada carga. Los diferentes planes de empleo tratan de no dejar a nadie atrás, máxime en estos momentos en los que las dificultades se han hecho muy notorias debido a la pandemia.

¿Buenos tiempos para los autónomos?

Es evidente que la situación de los autónomos no tiene nada que ver con la de hace 40 años. Actualmente ya no es que exista una serie de ayudas para este colectivo, sino que pueden desarrollar sus actividades de otra manera. Un aumento muy importante en el número de autónomos es debido a la aparición de servicios que se ofrecen por Internet.

En estos casos, el autónomo cuenta con la ventaja de ahorrarse el alquiler de un local y los gastos asociados. Puede desarrollar su tarea cómodamente desde casa. Como puede comprobarse, ser autónomo es ahora más sencillo que nunca. Pero desde este colectivo y desde sus asociaciones siempre se reclaman a los gobiernos mayores facilidades. Una de las que está prevista es la de el pago de la cuota de la Seguridad Social dependiendo de los ingresos.

La puesta en marcha de esta medida supondrá que se tribute realmente de una manera más ecuánime y justa. No debe pagar la misma cantidad de cuota un autónomo que facture 5000 € mensuales a otra que solamente tribute 1200 €. En todo caso, la puesta en marcha de esta medida no está prevista hasta el año 2023 y desde los colectivos siempre se reclama que se escuche su voz. Aunque en un principio parezca algo más justo, lo cierto es que aumentará el coste de la cuota en un mínimo de ocho euros mensuales.

Europa y los autónomos

Si echamos un vistazo al panorama europeo, puede comprobarse como el pago de la actividad de autónomo es variable dependiendo del país. Por ejemplo, nuestros vecinos de Portugal no pagan cuota de autónomo, solamente hacen un pago anual que dependerá de los ingresos. En el Reino Unido la cuota de autónomo varía entre los 14 y los 58 €. Si vamos al otro país vecino, a Francia, tampoco se paga cuota de autónomo el primer año, y tampoco es necesario que paguen el IVA, solo han de abonar en relación a los ingresos obtenidos. En los Países Bajos, la cuota mensual es de 50 €, a lo que hay que añadir el seguro médico que son otros 100 €.

Sin embargo, no todos en negativo para nuestro país. Es cierto que tenemos la cuota de autónomos más alta de Europa, pero recibimos los mejores servicios. Podría decirse que un autónomo está casi equiparado a un empleado por cuenta ajena. Asuntos como la paternidad, el desempleo o las bajas laborales quedan ya cubiertas dentro del panorama laboral de los autónomos.

En todo caso, conocer las ayudas de las que pueden disponer los autónomos permite afrontar el autoempleo como una posibilidad más en estos tiempos tan cambiantes. La experiencia puede ser muy gratificante y convertirse en tu principal motor económico. Aunque también es cierto que hay que pensarlo mucho, puedes encontrar en el autoempleo una manera muy efectiva y gratificante de ganarte la vida para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.