Solicitar

Cómo gastar menos dinero en viajes fuera de la zona euro

ahorrar viajes

Afrontar un viaje siempre es un reto y una forma de disfrutar de la vida, ya que vivimos experiencias que pueden llegar a ser inolvidables. A la hora de plantear alguna salida, sobre todo si es fuera de las fronteras europeas, hemos de tener en cuenta el aspecto económico. Puedes ahorrar en tus viajes fuera de Europa si tienes en cuenta algunos aspectos interesantes. Los hemos recopilado en este artículo por si entre tus planes está hacer un periplo por cualquier zona del mundo.

Fuera del paraguas del euro

La Eurozona fue creada en el año 1999, y comprende a todos los países que utilizan el euro como divisa. Actualmente son los siguientes: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Portugal. Se espera que otros países, sobre todo del este, puedan ir cumpliendo los objetivos de adhesión y incorporen esta moneda como medio de transacción.

El euro ha conseguido que viajar sea mucho más sencillo, ya que nos evitamos el cambio de moneda y, por consiguiente, tener que pagar multitud de comisiones. Además, el euro es una moneda que nos resulta totalmente familiar, por lo que si salimos de viaje, no tenemos que realizar cálculos para saber si estamos comprando caro o barato.

Pero no hay que ir muy lejos para encontrarse países en los que el euro no es la divisa oficial. Por ejemplo, el Reino Unido, Suiza, Dinamarca o Noruega son los países más cercanos que tenemos y que no adoptaron en su momento la moneda única. Si decidimos irnos más lejos, nos va a pasar igual. Sin embargo, aquellos países que utilizan el dólar estadounidense como divisa resulta más sencillo de manejar. En primer lugar, porque el cambio de dólar a euro nos resulta fácil de hacer. Y segundo, porque el dólar es una moneda también muy fuerte. Pero eso no quita que debamos de andar con cierta cautela a la hora de viajar al extranjero y dejar de utilizar el euro.

YouTube video

Ahorrar en tus viajes fuera de Europa es sencillo

Para que puedas ahorrar en tus viajes en aquellos países en los que el euro no es la divisa, siempre es muy recomendable tener un presupuesto cerrado. Puedes calcular previamente cada día cuánto dinero puedes gastarte y tratar de no sobrepasar ese límite. La elaboración de un presupuesto debe hacerse en base a las personas que viajan para poder realizarlo de forma realista.

Pero quizás una de las noticias más interesantes para ahorrar en tus viajes tiene mucho que ver cómo empleas el dinero. Nunca está demás llevar algo en efectivo en esa divisa y que previamente habrás podido solicitar a tu banco en España. Generalmente, las entidades bancarias ofrecen un tipo de cambio mucho mejor que el que se puede obtener en un aeropuerto. Importante que transmitas a tu gestor tus intenciones de viajar al extranjero, para que así te indique cuál es el momento más adecuado para poder cambiar dinero sin que te cueste mucho.

¿Tarjeta? Sí, pero con condiciones

Una tarjeta bancaria que sea aceptada en todo el mundo es prácticamente un seguro de vida. Pero operar en una divisa que no sea el euro siempre lleva un coste asociado. Por esa razón, una buena idea para ahorrar mucho dinero en comisiones es hacerse con una tarjeta que no las aplique. Generalmente son los neobancos y las fintech quienes las emiten y tienen un coste de operación mínimo, o directamente, no aplica ninguna comisión. La solicitud de este tipo de tarjetas se realiza de manera exclusiva mediante una aplicación móvil o a través de Internet.

Lo mejor de todo es que puedes obtenerla de forma virtual de manera inmediata, y tenerla así tanto en tu teléfono como en tu reloj inteligente. De todas maneras, si te decides por esta opción, tampoco está de más que pidas la tarjeta física. En menos de una semana la puedes tener en casa y te vendrá muy bien a la hora de realizar retiradas en los cajeros automáticos.

Este tipo de tarjetas virtuales suelen ser siempre de débito. Pero si viajas a un país del extranjero, llevar una tarjeta de crédito es prácticamente una obligación. Hay situaciones en las que pueden llegar a salvarte la vida, no se trata de ninguna exageración si viajas algún lugar con coberturas médicas muy limitadas. Por otro lado, son necesarias para acciones tan simples como alquilar un coche.

Viajes al cajero, trata de que sean pocos

Si no has conseguido hacerte con una tarjeta sin comisiones, o no te atrae esa idea, piensa que cada visita que hagas a cajero automático tendrá un coste asociado. En cuanto introduzcas la tarjeta en el cajero y vayas a retirar la cantidad que deseas, se te va a aplicar aproximadamente un sobrecoste del 4 % por operación, y adicionalmente puedes tener un 3 % adicional por el cambio de divisa y, en algunas ocasiones, un sobrecoste por simplemente utilizar el cajero.

Por tanto, no es una buena idea visitar al cajero en el extranjero para hacer una retirada de poca cantidad, ya que vas a terminar pagando mucho. Si la visita al cajero es inevitable, trata de sacar efectivo suficiente para no tener que ir más veces. De esta manera vas a ahorrarte un buen pellizco en comisiones. ¿Seguro que no deseas tener un tarjeta de débito sin comisiones? La diferencia en comisiones entre sacar 300 € de golpe que realizar tres visitas en las que retiremos de 100 € cada vez es asombrosa.

Igualmente, no te lances a la desesperada a la búsqueda de un cajero a no ser que se trate de una urgencia. Cada entidad bancaria puede cobrar una comisión diferente, al igual que ocurre dentro de nuestro propio país. Merece la pena invertir unos minutos de búsqueda desde tu teléfono móvil y saber cuáles son los cajeros que menos costes llevan asociados.

YouTube video

A la hora de pagar

Cuando pagues con tu tarjeta en un datafono extranjero probablemente te aparezca en la pantalla el tipo de moneda con el que deseas pagar. Puedes elegir entre la moneda local y el euro. El tipo de cambio más favorable para ti será pagar en la moneda local y la razón es muy simple. Será la entidad bancaria la que te aplique la comisión correspondiente, pero siempre va a ser mucho más favorable para ti que el cambio lo haga en tu propio banco a que se encargue una entidad extranjera. Ahorrar en tus viajes es tan sencillo como ir siguiendo estos pasos.

Vigilar los precios

Hay lugares que son un verdadero imán para vendedores con pocos escrúpulos. Las zonas muy turísticas son propensas a tener un sobreprecio totalmente fuera de lugar. Probablemente si te alejas de zonas turísticas puedes encontrar los mismos souvenirs y recuerdos a un precio bastante más económico. Ten especial cautela en ciertos sitios, hay productos de artesanía y de recuerdos que llevan la pegatina de Made in China detrás, y no es que esto sea algo grave, lo realmente triste es pagarlo a precio de oro. Calma un poco tus ánimos a la hora de efectuar tus compras, porque el agujero económico que puede provocar comprar en los típicos lugares de turista puede ser importante. Es otra de la manera de ahorrar en cualquiera de tus viajes.

Practica en casa el tipo de cambio

Es muy interesante que de manera previa a tu viaje, vayas practicando conversiones entre el euro y la moneda local. No lo dudes, una vez que estés en tu destino utiliza la calculadora de tu teléfono móvil para poder realizar las conversiones de manera rápida. Así te vas a hacer una idea de lo que estás realmente pagando, porque en el propio lugar podemos estar pagando un sobrecoste si no nos paramos a hacer las cuentas correctamente.

Si te vas a llevar dinero en efectivo, algo muy recomendable, manipula y practica sin ningún tipo de pudor los billetes y las monedas. Esto te servirá para hacerte una idea de su valor y cuál es su equivalencia en euros. Podéis practicar en familia a realizar transacciones con estas monedas y billetes, una vez que lleguéis al destino ya os habréis familiarizado con ellas.

Tu viaje siempre sobre seguro

Basta conseguir esto sencillos consejos para que tu viaje sea totalmente placentero y puedas cumplir con tu presupuesto. Pero no solo queremos desearte una feliz estancia y un buen viaje, sino que durante tu periplo no tengas ningún tipo de inconveniente. Una de las mejores inversiones es contratar previamente un seguro de viaje. Tienen un coste bastante económico y las coberturas suelen ser muy favorables para ti. En caso de sufrir un accidente o algún tipo de emergencia médica, estos seguros siempre suponen un alivio, ya que cuentas con el apoyo de la compañía aseguradora. Nadie está a salvo de padecer un percance, por lo que la contratación de un seguro es prácticamente un deber y es el dinero mejor invertido.

Ahorrar en tus viajes fuera de Europa es muy simple, bastará con tener algo de previsión y valorar la posibilidad de contratar una tarjeta sin comisiones. El ahorro puede llegar a ser notable y no tienes nada que perder.

Jeanne Lefevre
Jeanne Lefevre
Especialista en préstamos online y financiación. Licenciada en Finanzas y Contabilidad por la Universidad Complutense de Madrid con un Máster en Finanzas por la IE Business School.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *