elegir-entidad-bancaria

3 consejos para elegir bien tu entidad bancaria

La oferta existente en cuanto a entidades bancarias es tanta que escoger la más adecuada puede ser un problema. Generalmente nos dejamos llevar por la proximidad o por la que ya usaban, por ejemplo, nuestros padres. Pero elegir una entidad bancaria ha de ser un ejercicio que nos posibilite quedarnos con aquella que mejores soluciones nos aporte. Aquí tienes 3 claves para que el acierto sea mayor y tu experiencia como cliente sea siempre positiva.

Cómo elegir bien tu entidad bancaria

Buena app móvil

La progresiva desaparición de oficinas ha hecho que la operativa móvil te permita hacer casi de todo. Desde solicitar financiación, hasta aportar un extra a tu plan de pensiones. Por eso, es importante que leas los comentarios que merecen las aplicaciones de estas entidades, ya que hay algunas que destacan y no precisamente por su operatividad. Piensa que prácticamente no vas a tener que ir al banco de forma presencial, sino que la app te lo va a solucionar todo.

Pocas comisiones

Sí, los bancos cobran comisiones de una forma u otra, ya que viven de eso. Desde hace dos años, los bancos pueden llegar a cobrar hasta 60 € trimestrales por el mantenimiento de la cuenta. A la hora de elegir una entidad bancaria, puedes invertir algo de tiempo en conocer cuáles son las condiciones que han de cumplirse para evitar el pago de estas comisiones. O, en su defecto, que el impacto sea el mínimo posible para tu bolsillo.

Muchas veces bastará con tener domiciliados varios recibos o tener contratada una tarjeta de crédito para que estas comisiones dejen de tener efecto. Cuanta más información recabes sobre las comisiones bancarias, más acertada será tu decisión. Una vez que aceptar las condiciones del uso de la cuenta, poco podrás hacer para cambiarlas. Por eso, elegir una entidad bancaria a conciencia siempre da buenos resultados.

Tarjetas gratuitas

Generalmente, los bancos ofrecen tarjetas de débito gratuitas. Con las tarjetas de crédito puede ser diferente, y el pago del coste de la tarjeta puede venir determinado por el uso que hagas de ella. Antes de contratar una tarjeta de crédito, es muy interesante que leas bien cuáles son las condiciones y el interés que se cobra. Mucha atención con el caso de las tarjetas revolving, mal utilizadas pueden dañar gravemente tu economía.

Tampoco debes perder de vista que en el caso de las tarjetas, tu banco te debe ofrecer la posibilidad de que puedas tenerlas de forma virtual. Así podrás utilizarlas con tu smartwatch o teléfono móvil. Puede parecer que no, pero cuando pagas mediante estos sistemas, las transacciones son mucho más seguras. Es más, si el cajero automático de esa entidad tiene contactless, podrá sacar dinero acercando el teléfono o el reloj inteligente.

Extra: atención al cliente

Un usuario de banca valora de manera muy positiva un trato personalizado. Las entidades bancarias han creado la figura del gestor personal, que no es más que un empleado que te atiende siempre que lo necesites y que siempre es la misma persona. Los canales para contactar con él suelen ser telefónicos o virtuales, pudiendo resolver dudas frecuentes mediante la aplicación móvil. Hay momentos en los que suele ser necesario la ayuda de un empleado para cualquier tipo de cuestión, por ejemplo, resolver un descubierto. Ser atendido por una locución telefónica es una tendencia que afortunadamente va a la baja.

Estas son las claves para elegir una entidad bancaria y acertar con tu decisión. Afortunadamente, la salud financiera de la banca española es buena, pero otra cosa es el tipo de servicio que se preste. Nuestra confianza hacia el banco determinará el grado de confort que tengamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.